La consulta de Gestalt-Terapia de Luis Areses en el Centro de Negocios Pontevedra

Luis Areces, dueño de Gestalt-Terapia ofrece el tratamiento Gestáltico en uno de nuestros despachos del Centro de Negocios Pontevedra. Aquí, asegura encontrar la comodidad e intimidad que busca para sus pacientes y la sinergia y atención que caracteriza a CENEPO.

1. Qué es Gestalt-Terapia ¿Cuándo y por qué decidiste dedicarte a esto?

La Terapia Gestalt es producto del esfuerzo creativo de Fritz Perls, neuropsiquiatra alemán (1893-1970), que merced a su talante, presencia y genialidad supo aprovechar el trabajo de muchos otros (ha bebido de fuentes como el psicoanálisis, psicología de la forma –gestalt-, teatro, existencialismo, holismo, zen, psicodrama,…), como en todo artista, su creación estuvo muy vinculada a su vida y a su tiempo. De esta manera nació una forma de hacer terapia en la que, mas que una teoría de la psiquis o de unas técnicas eficaces, prima la actitud del consultante y la relación.

Se fundamenta en la madurez del terapeuta hasta convertirlo en instrumento transmisor de salud en la relación terapéutica. La Gestalt así entendida busca el auto-apoyo emocional trascendiendo el miedo al riesgo, asumiendo la propia responsabilidad y por el compromiso con el otro.

En definitiva busca el autoconocimiento a través del darse cuenta de cómo funcionamos en tiempo presente para responsabilizarnos de aquello que ‘vemos’ y propiciar desde ahí los cambios necesarios para vivir en libertad en pos de nuestros deseos y necesidades.

Mi formación inicial universitaria fue en Empresariales y en Ciencias del Trabajo, trabajé en instituciones públicas y en finanzas más de 26 años, entendí después de mucho buscar en un mundo consumista ydeshumanizado que la paz interna anhelada no la iba a encontrar ahí, así que inicié mi personal búsqueda a través de varias disciplinas y escuelas introspectivasque me ayudaron a poner el acento en el Ser que soy y en las relaciones humanas. Así me encontré con la Gestalt, fui paciente y alumno de buenos maestros, me formé y comprobé sus beneficios en mi vida… Y después de más de 10 años de recibir enseñanzas, decidí devolver a la sociedad lo que con tanto amor me habían dado muchos otros. Y me hice Terapeuta Gestáltico.

 

2. ¿Qué servicios ofreces y a cuál recurren con mayor frecuencia?

Una terapia humanista en la que nada de lo que le sucede a la persona es ajeno; en esa dirección trato de acompañar a los consultantes en las dificultades de sus vidas, en los duelos (pérdida de trabajos, de seres queridos, separaciones, deseos, enfermedades,…), en los momentos de baja auto-estima, en los problemas relacionales –familiares, sociales, laborales, de pareja,…-, distintos miedos,… o para aquellos que deseen profundizar en su autoconocimiento en aras de transformar su vida.

En mi experiencia como terapeuta los problemas de pareja son muy habituales en consulta, así como duelos. La pareja es un lugar de crecimiento para muchos, mientras para otros es de estancamiento donde acomodarse y esconderse para no correr riesgos o culpabilizar al otro. Una maestra gestáltica, Suzy Stroke, con la que tuve el privilegio de verla trabajar, cada vez que tenía ocasión recordaba que la relación de pareja es uno de los espacios de mayor crecimiento personal en la medida que la habitemos con conciencia y compromiso.

 

3. ¿Cuál consideras que es el principal obstáculo para que una persona se acerque a un terapeuta en busca de ayuda? 

El pre-juicio de que uno tiene que estar loco, trastornado o con algún tipo de enfermedad para pedir ayuda terapéutica, como que las dificultades con las que nos encontramos en diversas situaciones de la vida las tenemos que resolver solos u ocultarlas.

En otras sociedades, como por ejemplo en Argentina (y que conozco de primera mano, pues mi pareja es porteña), es habitual acudir al terapeuta en busca de acompañamiento, de otra mirada mas neutral, para indagar y conocerse mejor, en busca de crecimiento personal,… o para ampliar la conciencia.

El resultado es una personalidad más abierta, más transparente, más honesta con uno y con el otro. Y, por tanto, más libre.

 

4. ¿Por qué elegiste el Centro de Negocios Pontevedra para desarrollar tu actividad profesional?

Pues la verdad no fue una decisión sencilla para mi. Inicialmente tenía la consulta en mi domicilio particular, en un espacio habilitado para tal fin; algunos cambios en mi vida me colocaron en la necesidad de buscar un nuevo lugar que reuniera la condiciones de accesibilidad, servicios, intimidad y, obviamente, respeto por el trato humano y que estuviera disponible. Y todos ellos los encontré en el Centro de Negocios de Pontevedra. La escucha, receptividad y eficacia de Irene, con quien he tratado en todo este tiempo, junto con las instalaciones y servicios del centro, han sido decisivas.

Me siento en un espacio de cuidado que respeta a mis consultantes y a mi trabajo. Como en casa.

 

5. ¿Cuáles son las ventajas que te reporta estar en el Centro de Negocios Pontevedra?

Fundamentalmente que no tengo que preocuparme de nada que sea ajeno a mi actividad profesional, el Centro se ocupa de la intendencia y yo tengo todo el tiempo para mis consultantes y  mi vocación.

Resulta una sinergia que promete ser muy duradera. Estoy muy agradecido.