Preguntas ilegales en una entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo es la oportunidad para demostrar que eres el mejor candidato. Las respuestas y como estas se formulen pueden ser un elemento fundamental en el proceso de selección, pero no todo está permitido a la hora de conseguir un trabajo.

Es habitual que este tipo de procedimiento sea duro y difícil de superar, pero la normativa prohíbe que el entrevistador haga preguntas sobre el estado civil, la orientación sexual, la situación familiar, la nacionalidad o raza, la edad, creencias religiosas y políticas y, por supuesto, cualquier pregunta personal o que pueda llevar a una discriminación de género. A pesar de la ilegalidad de estas, este tipo de preguntas son frecuentes por lo que, ¿cómo se debe contestar a una pregunta ilegal en una entrevista de trabajo?

  • Negarse a contestar y recordar la ilegalidad de la pregunta, sobre todo para casos en los que la cuestión parezca ofensiva.
  • Responder siempre es una opción, pero no una obligación.
  • Aclarar lo que quiere saber, las preguntas personales son una forma de recadar información sobre tu disponibilidad o dedicación futura, así que puedes evitar responder directamente a la pregunta esclareciendo la situación que preocupa a la compañía.

Por desgracia, muchas empresas siguen incluyendo este tipo de preguntas en su examen de acceso. Así que, cualquiera de estas tres opciones de respuesta es una ocasión para demostrar la irrelevancia de las preguntas y remarcar que el ámbito personal no tiene porqué afectar a la profesionalidad.