Renting tecnológico

Hoy en día la gran mayoría de las empresas necesitan la tecnología para poder desarrollar su trabajo diario. Tales son las facilidades que ésta aporta, que no es posible concebir un negocio obviando todos los recursos tecnológicos que tenemos a nuestro alcance, ya que agilizan muchos procesos, bien sean administrativos, de logística, comunicación, etc. Sin embargo, disponer de este tipo de equipamiento y herramientas puede suponer una gran inversión económica; por ello surgen opciones como el renting tecnológico. 

¿QUÉ ES EL RENTING TECNOLÓGICO?

El renting tecnológico es el alquiler de equipamiento tecnológico (bienes inmuebles), ya sea hardware o software, que se firma por un periodo de tiempo determinado. El arrendatario se compromete al pago de una cuota fija (mensual, trimestral, semestral, anual…) que incluye, no solo la utilización del bien, sino también los costes de instalación, reparación, mantenimiento, seguro, retirada de equipos… Las características del renting se definen en un contrato que detalla todos los aspectos del mismo. Esto significa que el cliente no tiene que preocuparse por ningún gasto o gestión sorpresa, ya que lo único que debe hacer es abonar las cuotas establecidas que le dan derecho a disfrutar de esos bienes. No se debe confundir el renting con el leasing. Aunque tienen algunas similitudes la finalidad de ambos es totalmente diferente, ya que el primero pretende el uso de los bienes por un periodo concreto y el segundo está destinado a su compra definitiva.

Equipos de renting tecnológico  Equipo trabajando con equipos de renting tecnológico

 

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DEL RENTING TECNOLÓGICO?

Entre las muchas ventajas que ofrece el renting podemos destacar:

  • No es necesario el desembolso económico que supondría la adquisición de los equipos. El sistema de cuotas supone una forma de poder acceder a los recursos tecnológicos a un coste mucho menor.
  • El período de arrendamiento suele ser corto o de medio plazo, entre 1 año y 3 años normalmente.
  • Permite sortear el problema de la obsolescencia, puesto que hay equipos que en muy poco tiempo son mejorados por otros. El renting permite decidir el tiempo que se va a usar un determinado equipo, para poder cambiar a otro más actual cuando resulte conveniente. 
  • Permite tener un asesoramiento personalizado de aquellas tecnologías más apropiadas para cada situación.
  • Alta disponibilidad, es decir, permite tener siempre el equipo disponible. Si falla o se estropea el renting garantiza la reparación o sustitución inmediata del equipo.
  • Permite planificar mejor los gastos, puesto que se paga una cuota fija.
  • Proporciona ventajas fiscales. Es posible desgravar el 100% del IVA de este tipo de servicio, ya que es considerado un gasto de la empresa y no una inversión que hay que amortizar.
  • Consecuencia de lo anterior, permite que la empresa tenga mayor liquidez al tener que hacer pequeños desembolsos, no aparece en el balance de la empresa y no afecta así al ratio de endeudamiento.
  • Permite escoger equipos, programas o servicios por un periodo de tiempo limitado. A veces las empresas necesitan desarrollar una actividad durante un período corto de tiempo y no cuentan con las infraestructuras necesarias; esta modalidad hace posible que podamos llevar a cabo actividades que de otra forma resultaría imposible desarrollar. 

 

En el Centro de Negocios Pontevedra contamos con un servicio de alquiler de equipos tecnológicos similar al ofrecido en un renting. Arrendamos ordenadores portátiles, software de diferentes tipos, cañones de proyección, pantallas, pizarras digitales, etc. Todo lo necesario para realizar una exposición o presentación, o bien para impartir un curso de formación que implique la utilización de ordenadores.